Guía para el visionado crítico del segundo debate

Kathleen Hall Jamieson, profesora de la Universidad de Pensilvania y una de las expertas más reputadas en comunicación política, desvelaba recientemente a su entrevistador en la televisión pública norteamericana una serie de consejos para el visionado crítico de los debates electorales. He aquí un resumen de sus recomendaciones, adaptadas al contexto español:

1.- Ignore la cobertura periodísitca inmediatamente posterior al debate. Apague la televisión y comente con su familia lo que ha visto y lo que usted cree que ha sido lo más importante.

2.- Las propuestas de los candidatos responden a una determinada filosofía de gobierno. Trate de definir las respectivas filosofías de gobierno de Zapatero y Rajoy.

3.- Antes del debate, elabore una lista con sus preocupaciones básicas. Tras el debate, reflexione sobre cómo los candidatos han abordado los temas que para usted son más relevantes… si es que finalmente lo han hecho, claro.

4.- Independientemente de su preferencia partidaria, haga usted de Pedro Solbes. Es decir, cuestione el ‘wishful thinking.’ Como recordará, el número dos socialista atacó a Pizarro pidiéndole que especificase de dónde sacaría el dinero que el Estado dejaría de recaudar de aplicarse las reformas fiscales del Partido Popular. La economía existe porque los recursos son limitados. A su juicio, ¿son realistas las propuestas de los candidatos?¿Le ha quedado claro de dónde se sacarán los recursos para financiar las iniciativas que prometen?

5.- ¿Se corresponde el Rajoy que describe Zapatero con el Rajoy que usted conoce? ¿Y viceversa?

6.- ¿Se ha atrevido alguno de los candidatos a defender una medida que, a su juicio, será buena pero impopular? ¿Cree que ambos candidatos han medido sus palabras para no ofender a nadie?

7.- Si el país se abocase a una crisis, ¿cuál de los dos candidatos, en su opinión, presenta un mejor currículo para afrontarla?

Anuncios

Cinco grandes temas por debate

Los dos debates televisivos entre Zapatero y Rajoy se articularán en torno a cinco grandes bloques temáticos, informan El País y El Mundo: Economía y empleo, políticas sociales (donde se hablará sobre inmigración), política exterior y de seguridad (incluyendo terrorismo), política institucional (donde se abordará el modelo territorial) y retos del futuro (entre ellos, el cambio climático).

Se desconocen todavía algunos detalles importantes sobre los debates: las cadenas que los emitirán (se supone que TVE será una de ellas, y no está resuelto si los dos o uno de los coloquios se emitirá en señal abierta), el moderador (en caso de haberlo, claro), la participación del público (¿habrá preguntas de ciudadanos, bien sea en estudio o a través de vídeos de YouTube?), el formato estético, que bien podría favorecer la participación del público (en el caso de un ‘town hall meeting’ a la americana) o la apreciación de la personalidad de los candidatos (mesa redonda a la francesa, con muchos primeros planos).

Según escribía Ángel Expósito en su crónica política de ayer en La Vanguardia, los estrategas del PSOE y del PP están visionando con atención los debates Sarkozy-Royal, por lo que intuímos que el modelo francés será el que se importe a España (como ya pasó con el programa Tengo una pregunta para usted). El formato del ‘town hall meeting’ es bastante arriesgado, ya que obliga a los candidatos a levantarse del taburete y andar sobre el escenario.