Una nueva web para acercarse a los diputados

Recientemente ha surgido una nueva web, Discursia.com, que ofrece información sobre los diputados de la VIII Legislatura. La iniciativa -que según los propios promotores se inspira en OpenCongress y Theyworkforyou.com– recuerda en su funcionamiento a la que se puso en marcha en España con motivo de las Generales de 2004: Congreso.Candidato2004.

Cualquier usuario puede conocer en Discursia.com el sueldo aproximado de los diputados, el número de iniciativas presentadas durante la legislatura, así como las palabras más citadas por el parlamentario en sus iniciativas. Adicionalmente, también se puede contactar con los diputados, mediante formulario, utilizando la dirección de correo electrónico publicada en la página web del propio Congreso.

Por otra parte, los usuarios registrados (con los únicos datos requeridos de un apodo, el correo electrónico y una contraseña)  pueden realizar comentarios (sin moderación previa) a los diputados, valorar cada candidato y realizar consultas al parlamentario.

No obstante, no se informa de que los 350 diputados se hayan comprometido a responder a dichas consultas ni tampoco a los correos electrónicos que reciba a través de esta web.

Anuncios

TVE y YouTube lanzan un canal para enviar preguntas a los políticos

La televisión pública española ha llegado a un acuerdo con el canal de distribución de vídeos YouTube para, en esencia, repetir en España la experiencia que ya están llevando a cabo YouTube y CNN en EE.UU. con los candidatos a las primarias demócratas y republicanas: entrevistas en las que los políticos responden a preguntas enviadas por los ciudadanos a un canal de YouTube editado al efecto.

El público puede enviar sus preguntas en vídeo hasta el día 28 de febrero al canal de YouTube habilitado al efecto, y puede también votar por las mejores preguntas a partir del 14 de febrero. TVE, empero, se reserva el derecho a seleccionar las preguntas, aunque asegura que “tendrá muy en cuenta” los resultados de las votaciones en su selección final. La televisión pública también ha creado un espacio en su página web en el que se informa de la iniciativa y se explica cómo participar.

Se trata, sin duda, de un experimento positivo, que ya está dando muy buenos resultados en las elecciones primarias estadounidenses. Es, también, un ejemplo de integración de dos tipos de discurso: el de los ciudadanos y el de los medios de comunicación social, que explicitan su capacidad de mediación y de selección temática (de las preguntas, en este caso) con criterios teóricamente cualitativos.

Actualización 24/01: Víctor Ruiz realiza un interesante -y curiosísimo- análisis “electoral”: el número de suscriptores a los canales de los partidos políticos españoles en YouTube y la cantidad de visualizaciones de los vídeos colgados en sus respectivos canales. Según los datos recogidos, el PP “ganaría” al PSOE por la mínima en lo primero (38% del total de suscriptores frente al 37%) y de una forma mucho más clara en visualizaciones (45% del PP frente a 25% del PSOE). Como dato anecdótico, destaca la escasísima representación de simpatizantes de Coalición Canaria, con un único suscriptor en su canal.

Movilización del voto a través de Internet: el “Proyecto 80%”

Acabamos de enterarnos, gracias a la columna de Juan Carlos Escudier en 20 Minutos, de la existencia de una campaña que refleja en muchos aspectos las posibilidades que ofrece Internet para desarrollar técnicas de comunicación política “desde abajo”. Se trata del “Proyecto 80%”, cuyo objetivo declarado es propiciar la movilización del voto de izquierdas de cara al 9 de marzo, en búsqueda de una participación similar a la de las Elecciones Generales de 1982 (récord de participación hasta la fecha). El argumentario, no por conocido menos importante: a partir de cierto momento (que suele ubicarse en torno al 70%), como reflejan todos los anteriores procesos electorales en España, el aumento de la participación beneficia fundamentalmente a la izquierda, tendencialmente mucho más abstencionista que la derecha.

Esta iniciativa, lanzada por un blogger murciano (cuyo blog lleva el ilustrativo título de “La Sombra de Aznar“) , se propone adaptar las herramientas de la web 2.0 (redes sociales, blogs, comunicación interpersonal y un largo etc.) y de otros mecanismos de comunicación (como el casi mítico, en España, uso del SMS para la movilización ciudadana) para desperdigar entre los usuarios más próximos dicho mensaje de aliento a la participación. Así lo indican en la declaración de principios del blog que han abierto al efecto:

¿Cómo? A la vez sencillo y estelar. Una campaña por internet, un mailing anunciandola, una recogida de firmas, SMS, un lugar donde centralizar propuestas, videos, iniciativas de movilización. ¡Podemos hasta plantear un concurso simbólico a ver qué circunscripción es la que más se moviliza! 

Por ahora la repercusión es muy pequeña (195 usuarios registrados en el Foro y un índice 36 en Technorati), pero habrá que seguir con atención cómo evoluciona.

Guía para medir la opinión electoral en Internet

Jeff Jarvis -periodista y profesor de la City University Of New York– escribe hoy en The Guardian una guía para medir la opinión pública en Internet en las campañas electorales.

El autor precisa que estos análisis, si bien no pretenden ser científicos y que seguramente generan nuevas interrogantes más que procurar respuestas definitivas, ofrecen un medio para que los políticos, los periodistas y demás agentes implicados tengan acceso a los debates de los ciudadanos en la Red.

Para Jarvis, la guía se compone de los siguientes elementos (entre otros que pueden verse en el artículo original):

1. La cobertura de los medios: Internet permite reunir el corpus de las noticias y comprobar si están en sincronía con la realidad que describen, de manera que se pueda conocer qué atención, por parte de los medios, está recibiendo cada candidato o partido.

2. Búsquedas en Internet: Herramientas como Google Trends permiten saber qué candidato encabeza las búsquedas por palabras. Cabe preguntarse -dice Jarvis- si esto es un indicador fiable del respaldo u obedece a una mera curiosidad de los internautas.

3. La mención en los blogs: BlogPulse permite conocer qué político o partido se menciona con mayor asiduidad en las conversaciones de los blogs.

trend2.jpg

4. Palabras claves en los anuncios de Google: Google AdWords da la posibilidad de conocer el valor de las palabras clave (por ejemplo, de los nombres de los candidatos) en el mercado.

5. Redes sociales: Facebook, MySpace, entre otros, ofrecen pistas sobre los apoyos a los candidatos.

6. El tráfico de webs de partidos y candidatos: Aunque el ranking de, por ejemplo, Alexa ofrece medidas imperfectas, da idea de las consultas a dichos sitios y del interés que los mismos generan entre los usuarios de Internet.

A esta guía cabe sumar otros indicadores que el autor menciona en el artículo aludido, como el tráfico de vídeos en YouTube. Seguramente estos parámetros plantean nuevas posibilidades y generan dudas acerca del seguimiento de las campañas electorales. Pero pueden ser un primer paso para medir la opinión de los ciudadanos más allá de los sondeos y encuestas electorales.


Más deliberación en la cibercampaña

El diario Público publica hoy un artículo de opinión de Juan Varela titulado “Más ciberdemocracia para la campaña“. El periodista insiste en una demanda de los usuarios de Internet: la Red exige nuevas formas de hacer política abriendo nuevos espacios de participación ciudadana que, para Varela, tienen el acento en la deliberación.

En la misma línea, César Calderón escribía en su blog días antes que “la Ciber-política no es solo vídeo, no puede serlo, Internet permite la creación de espacios de participación abiertos y permanentemente deliberativos, canales de comunicación y de debate entre ciudadanos y sus representantes que no pueden ser sustituidos por esa videocracia en la que la participación de los ciudadanos se queda en recibir un mensaje sin poder en la mayoría de los casos contestar en el mismo formato“.

La ampliación de los espacios de participación democrática, aprovechando las posibilidades de Internet, a niveles de deliberación es una demanda ciudadana que -es necesario tener presente- requiere también de un replanteamiento de las pautas de comportamiento y responsabilidad ciudadana y política.

Diálogo digital

Proponer una alternativa al canon digital era uno de los alicientes del Diálogo Digital Popular, un foro organizado ayer por el PP para escuchar las opiniones de expertos en nuevas tecnologías. Entre los ponentes estaba, curiosamente, Pedro Farré, director de relaciones institucionales de la Sociedad General de Autores (SGAE). Pese a la expectación creada, el candidato Rajoy se limitó a insistir en su oposición al canon, sin desvelar alternativa alguna. Así lo contaba El Mundo antes y después del evento.

Videojuegos antirracistas

Los desalojos de migrantes y los derribos de sus casas en Cañada Real (octubre 07) serán retomados, como tema de campaña, por el tejido social madrileño.

Una aplicación del videojuego Bordergames será desarrollada con “los chabolistas” que El Mundo calificó como “foco de delincuencia y droga”. La interpretación alternativa venía en Diagonal hace un par de meses:

“[…] desde principios de los ‘70 sus habitantes han luchado por regularizar la situación de sus viviendas […] Otros tramos habitados de la misma cañada fueron regularizados a su paso por San Fernando de Henares y Coslada a partir de 1998, cuando la nueva Ley de Vías Pecuarias de la Comunidad de Madrid permitió modificar el trazado de las cañadas ante determinadas ocupaciones de los terrenos”.

Los desalojos obtuvieron la aquiescencia de los dos responsables del PP ahora enfrentados por sus futuras carreras “presidenciales” tras el 9M (Gallardón – Ayuntamiento – y Aguirre – Comunidad)

“No es la primera vez que degradación y especulación van de la mano, el abandono previo es un denominador común en casi cada desalojo producido en otros barrios y ciudades.

“El episodio del 18 de octubre fue el último de un proceso que se ha acelerado recientemente ante el avance de los nuevos planes urbanísticos, el Ensanche de Vallecas, Valdecarros, Los Berrocales… La línea que dibuja la Cañada es un horizonte cada vez más cercano para estas macrourbanizaciones de nueva construcción.”