¿Un debate larvado?

Haciéndose eco de una noticia publicada por El País, los comentaristas de The Economist se sorprenden gratamente de la escasa repercusión de la creciente inmigración de origen rumano en la esfera pública española. Además, dicen los bloggers de la revista británica, en España el apoyo a los partidos de extrema derecha es notablemente inferior al manifestado en otros países europeos. The Economist atribuye esta situación a la inexistencia de una prensa sensacionalista que avive los instintos xenófobos de los habitantes nativos del país de acogida. Sin embargo, tal y como se reconoce en la misma pieza, la inmigración es ya la primera preocupación social para los españoles. ¿Estamos ante un debate larvado? ¿Estallará en las elecciones?

Addenda (11 dic 2007): Reportaje de Público sobre la xenofobia en España.