Lo obsceno

Obsceno. Fuera de la escena. Así suponían el candidato Zapatero y el periodista Iñaki Gabilondo que discurría su conversación tras la entrevista que el presidente del Gobierno concedió al presentador de Cuatro.

Sin embargo, el vídeo que el canal de Prisa envió al resto de cadenas dejaba entreoír las primeras palabras que entrevistador y entrevistado intercambiaban tras su conversación pública:

  • Gabilondo: ¿Qué pinta tienen los sondeos que tenéis?
  • Zapatero: Bien, sin problemas, lo que pasa es que nos conviene que haya tensión.

Nótese el tono coloquial (tuteo incluído) de la conversación. Pareciera que el periodista preguntaba al político por el estado de salud de un familiar. La buena sintonía entre Gabilondo y el presidente del Gobierno, manifiesta durante el transcurso de su meliflua entrevista, no es noticia. Ni siquiera el contenido de la conversación, que se presta a múltiples interpretaciones. Lo interesante es comprobar cómo ese pequeño fallo en el sistema (una filtración involuntaria) es aprovechado por los actores políticos (medios de comunicación contrarios al PSOE, y el propio Partido Popular) para marcar la agenda informativa. La circulación viral del vídeo a través de Internet es, también, merecedora de atención.

El académico que más en serio se toma estos patinazos es Stephen Coleman, de la Universidad de Leeds (1). Coleman defiende que estos ‘gaffes’ son una oportunidad excepcional para que el ciudadano medio se asome a la trastienda de la política real, a lo que está fuera de la escena. A lo obsceno. Es como cuando el niño irrumpe sin previo aviso en la habitación de los padres, y éstos intentan recomponer la situación. Dependiendo del grado de obscenidad (de lo ‘inaceptable’ de lo descubierto) la recomposición será más o menos difícil. El patinado de Zapatero con Gabilondo se quedará en anécdota. Sin embargo, la filtración de las declaraciones del primer ministro húngaro tras las elecciones de 2006, en las que confesaba haber mentido descaradamente a sus electores, provocaron varios días de manifestaciones violentas en las calles.

Entre los patinazos recientes, quizá el más perturbador sea la conversación entre el presidente de Estados Unidos George Bush y el premier británico Tony Blair durante una cumbre del G-8. Los dos mantuvieron una descarnada discusión sobre la crisis israelo-libanesa del verano de 2006. Masticando sonoramente, Bush manifiestaba su escepticismo ante las políticas de ‘Kofi’ (Kofi Annan, el entonces Secretario General de las Naciones Unidas) y decía que mandaría a ‘Condi’ (Condoleezza Rice, la Secretaria de Estado norteamericana) a la zona del conflicto para calmar los ánimos. Todo después de agradecerle a Blair el jersey que éste le había regalado.

Lo curioso de estas obscenidades políticas es que nos revelan lo cerca que están las caricaturas de la realidad. Compadreo entre políticos y periodistas, mentiras electorales y una grotesca conversación entre dos líderes mundiales que se despachan el gobierno del globo en la sobremesa… ¿Alguien da más?

Aún considerando lo fácil que resulta hoy en día hacer circular este tipo de vídeos, resulta curioso comprobar nuestra dependencia de los medios convencionales para acceder al conocimiento de los hechos que denuncian. Las fotos de las interminables filas de féretros con soldados norteamericanos muertos en Iraq no las conocimos hasta que las publicó en portada el Seattle Times. Algo parecido ocurre con las torturas de Abu Ghraib, a las que sólo tuvimos acceso tras su publicación por Seymour M. Hersh en la revista New Yorker.

Notas:

(1) Coleman, S. 29 de noviembre de 2006. “The wilder shores of political communication: From Tony and Gordon to Big Brother.” Conferencia pronunciada en el Institute of Communications Studies, Universidad de Leeds.

YouTube abrirá un canal sobre las elecciones

Habrá versión española del ‘You Choose’, el canal de YouTube en el que los candidatos demócratas y republicanos a la presidencia de Estados Unidos cuelgan sus vídeos. Lo anuncia El Mundo, que aprovecha para hacerse eco de un nuevo vídeo del PSOE en el que se presenta a Zapatero como el candidato capaz de hacer “creer de nuevo en la política” al electorado.

Addenda (19 de enero de 2008): Hay réplica del PP.

Conejos de la chistera

A última hora de ayer sábado, el PP hacía público un nuevo vídeo en el que criticaba el derroche electoral del Gobierno en campañas de publicidad institucional, que sería muy superior al gasto destinado a políticas sociales. La imagen más significativa, la de conejos saliendo de la chistera, hace referencia a uno de los recientes patinazos del Gobierno, que sugería a los consumidores comer conejo en Navidad para hacer frente a la imparable subida de precios. A un nivel casi subliminal, llama la atención la aparición de una silueta del escudo constitucional al final del vídeo, justo antes del logotipo del partido. Entendemos que el mensaje es doble: por una parte, connotar el empaque institucional, presidenciable, del candidato, y por la otra identificar al PP con la constitucionalidad y la unidad de España.

ERC: Razones para la independencia

ERC ha lanzado una campaña online por la independencia de Cataluña, con una web específica en la que los catalanes pueden compartir las razones por las cuales desean emanciparse.

Vía: Sin futuro y sin un duro.

Vídeo del PP sobre Cuba

Escucho esta mañana en la Cope que Nuevas Generaciones denuncia en un vídeo las violaciones de los derechos humanos en Cuba. Me voy a la web de las juventudes del PP y me encuentro, en efecto, con una primera página (ver abajo) totalmente dedicada a dicha pieza visual. Lo curioso es que al hacer doble click sobre el vídeo para ver qué usuario de YouTube lo ha subido, me encuentro con el canal de Libertad Digital TV en YouTube

nngg_frontpage_cuba1.jpg

La métrica de Youtube como alarde electoral

En una muestra más de americanización de la campaña electoral española, el PSOE difunde una nota presumiendo de las visitas a su canal en YouTube. La pelea por saber quién tiene más amigos en Facebook o más visitas a sus vídeos en YouTube es un elemento más del ‘horse-racing’ americano. ¿Lo será también en España?

Leído en Europa Press.

Recetario audiovisual para Rajoy

Visto, también, en El Confidencial.com.

La sinergia mítin-medios-youtube

Desde entrada la década del 2000 (quizá antes) las noticias que aparecen en los telediarios sobre los mítines de campaña deben más su autoría a los partidos que a los propios periodistas. Recuerdo que fue en las elecciones gallegas de 2001 cuando escuché por primera vez el término “señal institucional” para referirse a la grabación de los mítines que hacen los propios partidos, que no escatiman medios (cámaras-grúa incluidas) para ofrecernos la imagen más favorecedora del candidato. Puedo estar equivocado (habrá que consultarlo con nuestros colegas dentro del gremio) pero supongo que las televisiones ya no envían sus cámaras a los mítines (salvo para hacer los directos en final de campaña). La señal institucional, pues, es la que utilizan los editores para componer la noticia audiovisual, contando como única materia prima la siempre interesada visión de la fuente. Un mínimo de decencia profesional obligaría a los periodistas a aclarar, en rótulo a pie de imagen, que estamos ante la señal facilitada por el partido y no ante una grabación de un periodista audiovisual. La espontaneidad, los gaffes, sólo pueden ser detactados por los reporteros y fotógrafos de la prensa escrita. Cabe preguntarse por qué nadie protesta ni alza su voz ante tal flagrante violación de la más elemental ética periodística. Esta tendencia parece ser internacional. En su reciente carta a los periodistas que cubrirán las elecciones presidenciales USA de 2008, Zephyr Teachout recomendaba lo siguiente:

“DO use your own Images. Images are good–this is material not accessible to us at home–good quality images of the setup, the press around the candidate, other reporters. BUT do not use any images that are set up by the campaign. If you have to, include in the accompanying report the way in which that image was forced, i.e., “Romney’s campaign bussed x farmers in to sit in the front row.” Failing to report this circumstance is no more useful to the reader than actually using images created by the campaign and given to reporters as stock footage.”

Pero vayamos al tema que nos ocupa, las nuevas tecnologías. Comentaba en posts anteriores las frecuentes referencias (sobre todo en el Telediario de la noche de Lorenzo Milá) a los vídeos del PSOE durante los mítines. Antes era común que los partidos elaborasen vídeos para ser exhibidos durante los mítines (en las elecciones gallegas de 2005 recuerdo unos vídeos del PP con invitaciones al público mitinero para corear un determinado eslógan), pero ahora esos mismos vídeos pasan a engrosar el repositorio digital de la web del partido y de su respectivo canal en YouTube. La prensa destacó la canción de “Que el tiempo no te cambie” (sintonía de un vídeo homónimo) en el acto de la presentación de la candidatura de Zapatero. Curiosamente, dicho vídeo había sido colgado en el canal Youtube del PSOE el 9 de noviembre de 2007. Ahora gracias a su papel primordial en el mítin, el vídeo vuelve a la actualidad, al menos a través de la web de El País, que lo publicaba en la tarde del 26 de noviembre de 2007.

En fin, uno puede ser muy mal pensado, pero he aquí una posible estrategia: El partido controla las imágenes del mítin, en el resumen audiovisual que se envía a la prensa se hace referencia al vídeo de apertura, la prensa se hace eco de dicho vídeo, y la gente lo busca por curiosidad en Youtube, dando quizás con el canal del partido en la red, que no habría sido visitado de no haberse hecho referencia a dicho vídeo a través de los medios de masas.

¿Me equivoco?

La guerra de los vídeos

“El segundo mejor país para ser un niño” (PSOE):

“Vídeo PP sobre subida de precios con el Gobierno Zapatero” (PP):

“Comparar es bueno” (PSOE):

Veo en el Telediario de Lorenzo Milá (9 de la noche, 22 de noviembre de 2007) una alusión al vídeo del PP en respuesta al vídeo del PSOE sobre lo bien que va España gracias a Zapatero. Primeras observaciones

a) Aunque los vídeos no se reproducen enteros (ni mucho menos, pues se ven con el comentario en off del presentador) se colocan en un lugar relevante de la escaleta (justo después de los resultados de la última encuesta del CIS, que debe ser la segunda o tercera noticia del Telediario).

b) No se nos dice dónde podemos ver estos vídeos (¿en YouTube? ¿En las respectivas webs de los partidos?) Un pequeño rótulo indicando las direcciones de dichas webs (o un apartado creado por la web de RTVE a tal efecto: ej. http://www.rtve.es/noticias) serían de gran ayuda.

c) En el Telediario de Milá suelen hacer referencia a estos vídeos. Días atrás se decía que los mítines del PSOE se abrían con una de estas mini-producciones audiovisuales.

d) Aunque el PP parece estar siempre un paso por detrás del PSOE en esta campaña (tanto en propuestas como en vídeos, el PP ha ido siempre varios pasos detrás de los Socialistas) las respuestas de los populares son rapidísimas. Llama la atención que en su vídeo de réplica utilicen el mismo lenguaje audiovisual que en el vídeo del PSOE, como si hubiesen tenido acceso a la misma aplicación informática con la que los Socialistas crearon el suyo. Esto me parece indicativo de la muy probable importación al contexto español de una figura muy popular en las campañas americanas: los llamados “gabinetes de respuesta rápida” (rapid-response teams). Tal es la rapidez que, al mismo tiempo que Milá presentaba la contrarréplica del PP, nos informaba de la subsiguiente contra-contrarréplica del PSOE en forma de vídeo y comunicado en el que se comparan las figuras de crecimiento económico del gobierno Zapatero con las de los gobiernos del PP.

e) Que Rajoy se presente con el lema “Con Rajoy es posible” tiene su gracia, porque uno siempre pensó que los posibilismos eran patrimonio de la izquierda.

f) Como destacaba el propio Milá, se contraponen claramente los colores rojo (PSOE) y azul (PP).

g) Por cierto, ¿el PP estrena logotipo?

h) Un recordatorio: Internet, creo yo, es un medio de repetición para unos vídeos que se difunden inicialmente a través de canales muy convencionales: comunicados y ruedas de prensa. El vídeo del PSOE que originó toda esta cascada de respuestas fue presentado en rueda de prensa por Pepe Blanco, el secretario de organización de los socialistas. Me explico: No estamos ante una propagación viral del vídeo desde las grassroots a los mass media, sino al revés: desde los grandes medios a los activistas, simpatizantes y público en general.

i) Un apunte: El vídeo de “Comparar es bueno” no es más que la traducción audiovisual de un documento que el propio PSOE había difundido hace menos de un mes, el 27 de octubre de 2007.

Vídeo del PP en respuesta a los fichajes del PSOE

Tan sólo dos días después de hacerse público que el PSOE había fichado a grandes nombres del pensamiento progresista internacional (premios Nobel incluidos) para asesorar al partido en la elaboración de su programa electoral, veo en elmundo.es (son casi las 8 de la tarde del jueves 15 de noviembre de 2007) el nuevo vídeo del PP (bueno, mejor dicho, de Nuevas Generaciones, pues ése es el nombre con el que se cierra la pieza, sin que, que yo recuerde, se indique página web alguna) contraataca para, en un insólito giro, presentar a los ciudadanos comunes como sus auténticos asesores, premios Nobel en la superación de obstáculos tan cotidianos como llegar a fin de mes o cuidar de un recién nacido. Interesante este contraste: el partido del pueblo llano asesorándose con elites, el partido conservador presentándose como el auténtico escuchante del vecino de al lado. Me sorprende que Rajoy no aparezca al final diciendo una pequeña frase, soltando un mínimo eslógan. Tan sólo se le ve alzando manos con el que suponemos es el presidente de NNGG, y en una especie de carte electoral en el que aparece sonrriente junto al rótulo “Rajoy Presidente” (poco original, quizá copiado de las últimas autonómicas gallegas –Touriño Presidente-). El contraste de imágenes blanco-negro es otra copia a los Socialistas, que ya emplearan esta técnica años atrás, en las elecciones generales de 1993, las últimas a las que se presentó Felipe González.