Encuesta CIS: Uno de cada diez españoles siguieron la campaña por Internet

Encuesta CIS Marzo 2008

España está aún lejos de alcanzar los niveles de ciberpolítica de los EEUU: Apenas un 10 por ciento (9.9%) de los españoles siguieron la campaña electoral por Internet, según datos de una encuesta post-electoral del CIS, mientras que en Estados Unidos la cifra se aproxima a la mitad de la población (46%), según un reciente estudio de la Fundación Pew.

La encuesta del CIS revela además que las versiones electrónicas de los medios de comunicación convencionales son la fuente de información preferida por los internautas españoles (83 por ciento), mientras que las webs de candidatos y partidos empatan con los blogs (en torno al 20 por ciento). Cabe preguntarse si existe algún solapamiento entre estos últimos. Es decir, si los que visitan las webs de los partidos son los mismos que leen blogs de contenido político. Las webs de organizaciones cívicas todavía tienen un largo camino por recorrer hasta atraer la atención de los internautas politizados (sólo un 5 por ciento las considera una fuente de información sobre la campaña).

Un dato sorprendente: Podría haber más circulación de mensajes políticos a través del correo electrónico que a través del teléfono móvil (vía SMS). Los datos del CIS apuntan en esa dirección, pero habría que averiguar si dichas diferencias porcentuales son estadísticamente significativas.

El informe completo sobre la encuesta del CIS está disponible aquí.

Anuncios

Leer es compartir

Cuenta Elihu Katz en la introducción de la edición aniversario de Personal Influence que su maestro Lazarsfeld decidió estudiar el papel de los líderes de opinión en la difusión de las noticias tras leer las reflexiones de Gabriel Tarde. “Si nadie los comentase, los periódicos no servirían para nada”, decía el sociólogo francés. Un reciente reportaje del New York Times informa sobre la práctica, cada vez más común entre los más jóvenes, de compartir noticias a través del correo electrónico o mediante los servicios de redes sociales tipo Facebook.

Según la última oleada de la National Annenberg Election Survey, uno de cada cinco jóvenes (20,8%) entre los 18 y los 29 años en Estados Unidos han visitado la web de un candidato presidencial, y uno de cada cuatro (26,4%) han visto vídeos en YouTube sobre los candidatos o la campaña. La edad y la educación son factores determinantes a la hora de predecir el uso político de Internet. Cuanto más jóvenes, más activos. No obstante, la televisión sigue siendo el principal medio de información política para todos los grupos de edad y todos los niveles de educación.

Los proveedores de Internet del tipo Yahoo o MSN y las versiones electrónicas de medios convencionales como la CNN o la NBC son, según el propio recuerdo de los encuestados, las principales fuentes de información política en la red.

Debate Zapatero-Rajoy en RTVE

La web de RTVE ha desarrollado una aplicación desde la que se puede seguir el pasado debate entre Zapatero y Rajoy a través de su transcripción. El sistema también permite la búsqueda por palabras clave.

Guía para medir la opinión electoral en Internet

Jeff Jarvis -periodista y profesor de la City University Of New York– escribe hoy en The Guardian una guía para medir la opinión pública en Internet en las campañas electorales.

El autor precisa que estos análisis, si bien no pretenden ser científicos y que seguramente generan nuevas interrogantes más que procurar respuestas definitivas, ofrecen un medio para que los políticos, los periodistas y demás agentes implicados tengan acceso a los debates de los ciudadanos en la Red.

Para Jarvis, la guía se compone de los siguientes elementos (entre otros que pueden verse en el artículo original):

1. La cobertura de los medios: Internet permite reunir el corpus de las noticias y comprobar si están en sincronía con la realidad que describen, de manera que se pueda conocer qué atención, por parte de los medios, está recibiendo cada candidato o partido.

2. Búsquedas en Internet: Herramientas como Google Trends permiten saber qué candidato encabeza las búsquedas por palabras. Cabe preguntarse -dice Jarvis- si esto es un indicador fiable del respaldo u obedece a una mera curiosidad de los internautas.

3. La mención en los blogs: BlogPulse permite conocer qué político o partido se menciona con mayor asiduidad en las conversaciones de los blogs.

trend2.jpg

4. Palabras claves en los anuncios de Google: Google AdWords da la posibilidad de conocer el valor de las palabras clave (por ejemplo, de los nombres de los candidatos) en el mercado.

5. Redes sociales: Facebook, MySpace, entre otros, ofrecen pistas sobre los apoyos a los candidatos.

6. El tráfico de webs de partidos y candidatos: Aunque el ranking de, por ejemplo, Alexa ofrece medidas imperfectas, da idea de las consultas a dichos sitios y del interés que los mismos generan entre los usuarios de Internet.

A esta guía cabe sumar otros indicadores que el autor menciona en el artículo aludido, como el tráfico de vídeos en YouTube. Seguramente estos parámetros plantean nuevas posibilidades y generan dudas acerca del seguimiento de las campañas electorales. Pero pueden ser un primer paso para medir la opinión de los ciudadanos más allá de los sondeos y encuestas electorales.


Más deliberación en la cibercampaña

El diario Público publica hoy un artículo de opinión de Juan Varela titulado “Más ciberdemocracia para la campaña“. El periodista insiste en una demanda de los usuarios de Internet: la Red exige nuevas formas de hacer política abriendo nuevos espacios de participación ciudadana que, para Varela, tienen el acento en la deliberación.

En la misma línea, César Calderón escribía en su blog días antes que “la Ciber-política no es solo vídeo, no puede serlo, Internet permite la creación de espacios de participación abiertos y permanentemente deliberativos, canales de comunicación y de debate entre ciudadanos y sus representantes que no pueden ser sustituidos por esa videocracia en la que la participación de los ciudadanos se queda en recibir un mensaje sin poder en la mayoría de los casos contestar en el mismo formato“.

La ampliación de los espacios de participación democrática, aprovechando las posibilidades de Internet, a niveles de deliberación es una demanda ciudadana que -es necesario tener presente- requiere también de un replanteamiento de las pautas de comportamiento y responsabilidad ciudadana y política.

Diálogo digital

Proponer una alternativa al canon digital era uno de los alicientes del Diálogo Digital Popular, un foro organizado ayer por el PP para escuchar las opiniones de expertos en nuevas tecnologías. Entre los ponentes estaba, curiosamente, Pedro Farré, director de relaciones institucionales de la Sociedad General de Autores (SGAE). Pese a la expectación creada, el candidato Rajoy se limitó a insistir en su oposición al canon, sin desvelar alternativa alguna. Así lo contaba El Mundo antes y después del evento.

Dos mundos superpuestos

El ciberespacio ha muerto, nos dice El País. Más que un mundo paralelo, Internet es una realidad superpuesta al mundo de carne y hueso. Prueba de ello, según este periódico, es la popularidad de los sitios web de redes sociales. El reportaje de El País recuerda a un reciente informe publicado en The Economist sobre la ‘encarnación’ de Internet. Habrá que estar atentos, pues, a los Voluntarios Populares y a los Voluntarios Ciber-Progresistas, reclutados por Internet y cuyas acciones han de plasmarse en el mundo real.

Nota: En su reportaje El País cita datos de la “Encuesta sobre Equipamiento y Uso de Tecnologías de Información y Comunicación en los Hogares” del Instituto Nacional de Estadística (Octubre de 2007). La nota de prensa con el sumario de resultados está disponible aquí.