Peligran los “cara a cara” en televisión

Hace apenas unas semanas hablábamos de la posibilidad de que, además de dos debates televisados, hubiera un tercer debate desarrollado a través de Internet. Pero, conforme se acerca la fecha de las Elecciones, la situación no hace más que empeorar. Parece prácticamente descartado este tercer debate e incluso peligran los dos cara a cara televisados, para los que había incluso un acuerdo en las fechas. El motivo, o la excusa, es la discrepancia entre PP y PSOE respecto de qué cadenas deberían emitir el debate. El PP quiere que sean Tele 5 y (en especial) Antena 3 y huye de TVE como de la peste; el PSOE busca que al menos uno de los debates se celebre en la televisión pública y, como vía intermedia para alcanzar este objetivo, propone que la señal del debate se emita en abierto para que cualquier cadena interesada la redifunda.

El resultado de estas discrepancias es que la negociación entre ambos partidos se haya bloqueada desde hace semanas, sin visos de mejora en un futuro inmediato. La situación recuerda demasiado a anteriores procesos electorales (sobre todo, en 1996 y 2004), en los que uno de los dos grandes partidos (el PP) dio continuamente largas y dejó pasar el tiempo para que muriera así la iniciativa de celebrar debates por televisión, algo que en España sólo ha ocurrido en 1993, con los casi míticos debates entre González y Aznar. La historia mítica del PP dicta que fue a causa de esos debates por lo que el PSOE volvería a ganar las Elecciones Generales en 1993, de ahí saldría la resistencia de los conservadores a volver a celebrar un evento de estas características en posteriores comicios, en los que siempre partiría con ventaja el PP. En 2008 es el PSOE quien parte con ventaja, según los sondeos, de lo que se deriva la posibilidad real de celebrar, quince años después, debates televisados. ¿Cuál es la causa de estas reticencias que pueden dar al traste con la iniciativa? Posiblemente, el temor del PP a perder las posiciones de intención de voto ya alcanzadas, incluso aunque éstas no resulten suficientes para alcanzar la victoria.

Anuncios

Una respuesta

  1. Em sembla molt bé perquè estem en un sistema proporcional amb moltes opcions per votar.

    Els cara a cara desvirtuen el nostre sistema polític perquè són propis de sistemes majoritaris.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: