Conflictos lingüísticos

El PP de Catalunya ha difundido un vídeo en el que se reproduce una conversación telefónica entre una madre y una funcionaria de la Conselleria d’Educació autonómica. La madre pregunta si puede escolarizar a su hijo en un centro con un 50% de asignaturas en castellano, pero la funcionaria le responde que no es posible. La utilización vehicular del castellano se limita a su propia asignatura de lengua castellana. Sin embargo, informa la funcionaria, se están comenzando a impartir asignaturas como matemáticas en inglés. El vídeo ha sido tema de portada en El Mundo, La Razón y Avui.

El debate sobre la política lingüística en las comunidades bilingües ha sido intenso durante esta legislatura. La cuestión no se restringe al terreno educativo. No es raro oír a médicos expresando su malestar ante la mayor puntuación que recibe la competencia lingüística en gallego, catalán o euskera frente a las publicaciones en revistas científicas a la hora de conseguir una plaza en un centro sanitario. Se trata, pues, de un asunto de gran calado social susceptible de ser galvanizado por movimientos sociales y partidos políticos. ¿Qué papel puede jugar Internet en este terreno?

Internet puede ser un instrumento fundamental para la entrada en la participación política de ciudadanos ‘monitores’ (Schudson, 1998) que se vuelven activos ante la percepción de una amenaza a sus intereses o sus valores fundamentales. Galicia Bilingüe, una asociación fruto de la catálisis de varios movimientos opuestos a un reciente decreto de la Xunta que desarrollaba la Ley de Normalización Lingüística autonómica, presenta un estudio de caso sumamente interesante a este respecto. La asociación publicaba ayer en La Voz de Galicia un anuncio en el que animaba a visitar su página web o llamar a un teléfono 902 para apoyar la equidad del gallego y el castellano como lenguas oficiales (sin discriminación positiva en favor de la lengua vernácula) y reivindicar el derecho de los padres a elegir la lengua principal de escolarización de sus hijos. Bimber y Davis (2003), en su estudio sobre Internet y las campañas electorales americanas, descubrieron que candidatos minoritarios o insurgentes podían beneficiarse de una exposición episódica en los medios de comunicación convencionales, ya que Internet servía para anclar la chispa de curiosidad que pudieran despertar en los consumidores atentos o ‘radicalizados’ ante la percepción de una amenaza a sus intereses. La simbiosis entre medios convencionales e Internet también podría jugar a favor de movimientos como Galicia Bilingüe.

Asimismo, el papel de Internet en la articulación del activismo político de los opositores a la inmersión lingüística podría leerse en clave de la teoría de la espiral de silencio (Noelle-Neumann, 1984). En aquellos ambientes sociales en los que el centro gravitacional de la política tiende al nacionalismo, manifestar públicamente una oposición a las políticas de inmersión lingüística puede resultar difícil. Internet puede ser la válvula de escape para estas opiniones ‘íntimas’ que rara vez pueden expresarse en público.

Referencias:

Bimber, B., and Davis, R. 2003. Campaigning online: The Internet in U.S. Elections. New York: Oxford University Press.

Noelle-Neumann, E. 1984. The spiral of silence. A theory of public opinion – Our social skin. Chicago: University of Chicago Press.

Schudson, M. 1998. The good citizen: A history of American civic life. Cambridge, MA: Harvard University Press.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: