Piratas, pero muy bien informados

Allá por la segunda mitad de la década de 1990, durante una conferencia en una escuela de negocios española, el entonces gurú de la era digital, Nicholas Negroponte, decía que España tenía muchas posibilidades de éxito en la sociedad de la información. ¿La razón? Su escaso respeto a la autoridad, argumentaba, podía ser un acicate para la innovación.

La mayoritaria oposición al canon digital y los datos que sitúan a España como el país europeo con más descargas ilegales de música y películas (según un estudio de la Asociación Europea de Publicidad Interactiva (EIAA) referido por El Mundo) nos confirman esa “falta de respeto a la autoridad” de la que hablaba Negroponte.

El estudio de la EIAA no ofrece datos sobre consumo de webs políticas, pero sí nos desvela que, en comparación con la media europea, los internautas españoles consumen más información general y local. Piratas sí, pero informados.

Las webs más visitadas al menos una vez al mes

                                                                        Europa España

Noticias

65%

80%

Información local

52%

71%

Fuente: Informe EIAA

Anuncios

Cinco grandes temas por debate

Los dos debates televisivos entre Zapatero y Rajoy se articularán en torno a cinco grandes bloques temáticos, informan El País y El Mundo: Economía y empleo, políticas sociales (donde se hablará sobre inmigración), política exterior y de seguridad (incluyendo terrorismo), política institucional (donde se abordará el modelo territorial) y retos del futuro (entre ellos, el cambio climático).

Se desconocen todavía algunos detalles importantes sobre los debates: las cadenas que los emitirán (se supone que TVE será una de ellas, y no está resuelto si los dos o uno de los coloquios se emitirá en señal abierta), el moderador (en caso de haberlo, claro), la participación del público (¿habrá preguntas de ciudadanos, bien sea en estudio o a través de vídeos de YouTube?), el formato estético, que bien podría favorecer la participación del público (en el caso de un ‘town hall meeting’ a la americana) o la apreciación de la personalidad de los candidatos (mesa redonda a la francesa, con muchos primeros planos).

Según escribía Ángel Expósito en su crónica política de ayer en La Vanguardia, los estrategas del PSOE y del PP están visionando con atención los debates Sarkozy-Royal, por lo que intuímos que el modelo francés será el que se importe a España (como ya pasó con el programa Tengo una pregunta para usted). El formato del ‘town hall meeting’ es bastante arriesgado, ya que obliga a los candidatos a levantarse del taburete y andar sobre el escenario.