El poder del humor

Comunicación política y humor han ido de la mano toda la vida. Desde los cantares de los juglares y las primeras viñetas satíricas hasta los actuales chistes en PowerPoint y videojuegos por Internet, la crítica al poder se ha hecho más popular a través del humor. Viene a cuento esta reflexión a partir de la lectura de una noticia en El País en la que se recopilan algunos de los SMS navideños más reenviados. Muchos, no es de extrañar, hacen alusión a asuntos políticos. Si se tiene en cuenta que, según los datos reflejados por ese mismo periódico, el mensaje SMS es más popular que la llamada telefónica o la carta como medios de felicitación navideña, se podría aventurar la hipótesis, nada descabellada, de que el SMS de sátira política es el más común de los usos de las NTIC para la política entre los españoles.

Anuncios

CiU prueba la combinación cine-Internet

Leemos en La Vanguardia una noticia sobre los vídeos de precampaña de CiU y PSC. Los socialistas catalanes trasladan a su contexto las constantes del PSOE, tanto formales (un vídeo repleto de infografías ya conocidas), como de contenido: insistencia en el lema del todo positivo, heredado de la última campaña de Felipe González en 1993, personalizado en la mirada de Zapatero en la presente contienda electoral, y trasladado a Cataluña para contrarrestar el malestar por el caos de las infraestructuras).

CiU opta por difundir su vídeo en un canal infrautilizado hasta el momento: el cine. Allí disponemos de un público cautivo que además presenta un perfil demográfico muy específico: alto nivel educativo, gran poder adquisitivo, interés por la tecnología (datos de una encuesta encargada por Screenvision, el mayorista de publicidad en salas de cine que se disputa el mercado con Movierecord). Se puede concluir, pues, que el espectador asiduo de cine presenta características similares a las del usuario activo de Internet atento a la política (alto poder adquisitivo y educación superior suelen correlacionarse muy bien con lectura de periódicos y participación electoral). El spot presenta una buena factura, es breve y termina con la imagen de una valla publicitaria en la que se lee: “¡Participa! www.duranilleida.cat”. Una pena que la propia web del candidato no permita más participación que los comentarios a las entradas de su blog.

Addenda (27 de diciembre de 2007): El vídeo del PSC, comentado en Libertad Digital.